Es, probablemente, una de las rutas más conocidas mundialmente: el Camino de Santiago. Aunque originalmente era un viaje que hacían los peregrinos hasta la Catedral de Santiago de Compostela (y, para ello, existían diferentes rutas), lo cierto es que con el paso de los años, y tras una buena inversión turística, hacer el Camino no tiene por qué conllevar obligatoriamente un sentido religioso y la búsqueda del perdón.

Éstas son las diferentes motivaciones que encuentra la gente para realizar este viaje. Eso sí, déjanos avisarte de que la mayoría de los peregrinos repiten experiencia, y no siempre por las mismas razones.

Fuente: Blue BBVA